Imodium

Anonim

IMODIUM®
(loperamide hydrochloride), Cápsulas

DESCRIPCIÓN

IMODIUM® (clorhidrato de loperamida), monohidrocloruro de 4- (p-clorofenil) -4-hidroxi-N, N-dimetil-α , α-difenil-1-piperidinabutiramida, es un antidiarreico sintético para uso oral.

IMODIUM® (loperamide hcl) está disponible en cápsulas de 2 mg.

Los ingredientes inactivos son: lactosa, almidón de maíz, talco y estearato de magnesio. Las cápsulas IMODIUM® (loperamide hcl) contienen FD & C Yellow No. 6.

INDICACIONES

IMODIUM® (clorhidrato de loperamida) está indicado para el control y el alivio sintomático de la diarrea aguda inespecífica y de la diarrea crónica asociada con la enfermedad inflamatoria intestinal. IMODIUM® (loperamida hcl) también está indicado para reducir el volumen de secreción de las ileostomías.

DOSIFICACIÓN Y ADMINISTRACIÓN

(1 cápsula = 2 mg)

Los pacientes deben recibir un reemplazo apropiado de líquidos y electrolitos según sea necesario.

Diarrea aguda

Adultos: la dosis inicial recomendada es de 4 mg (dos cápsulas) seguidas de 2 mg (una cápsula) después de cada heces sin formar. La dosis diaria no debe exceder 16 mg (ocho cápsulas). La mejoría clínica generalmente se observa dentro de las 48 horas.

Niños: en niños de 2 a 5 años de edad (20 kg o menos), se debe usar la formulación líquida sin receta (IMODIUM® (loperamida hcl) AD 1 mg / 5 ml); para las edades de 6 a 12, se pueden usar ya sea IMODIUM® (loperamide hcl) Capsules o IMODIUM® (loperamide hcl) AD Liquid. Para los niños de 2 a 12 años de edad, el siguiente programa de cápsulas o líquido generalmente cumplirá con los requisitos de dosis inicial:

Horario de dosificación recomendado para el primer día

De dos a cinco años: 1 mg tid (3 mg dosis diaria) (13 a 20 kg) De seis a ocho años: 2 mg bid (4 mg dosis diaria) (20 a 30 kg) De ocho a doce años: 2 mg tid (6 mg dosis diaria) (más de 30 kg)

Dosis diaria posterior recomendada

Después del primer día de tratamiento, se recomienda que se administren dosis posteriores de IMODIUM® (loperamida hcl) (1 mg / 10 kg de peso corporal) solo después de un excremento suelto. La dosis diaria total no debe exceder las dosis recomendadas para el primer día.

Diarrea crónica

Niños: Aunque IMODIUM® (loperamida hcl) se ha estudiado en un número limitado de niños con diarrea crónica; la dosis terapéutica para el tratamiento de la diarrea crónica en una población pediátrica no ha sido establecida.

Adultos: La dosis inicial recomendada es de 4 mg (dos cápsulas) seguido de 2 mg (una cápsula) después de cada heces sin formar hasta que se controle la diarrea, después de lo cual la dosis de IMODIUM® (loperamida hcl) debe reducirse para cumplir los requisitos individuales. Cuando se ha establecido la dosis diaria óptima, esta cantidad puede administrarse como una dosis única o en dosis divididas.

La dosis diaria promedio de mantenimiento en los ensayos clínicos fue de 4 a 8 mg (de dos a cuatro cápsulas). Una dosis de 16 mg (ocho cápsulas) rara vez se superó. Si no se observa mejoría clínica después del tratamiento con 16 mg por día durante al menos 10 días, es poco probable que los síntomas se controlen mediante una administración posterior. La administración de IMODIUM® (loperamida hcl) puede continuar si la diarrea no puede controlarse adecuadamente con dieta o tratamiento específico.

Niños menores de 2 años

No se recomienda el uso de IMODIUM (loperamida hcl) en niños menores de 2 años. Ha habido informes raros de íleo paralítico asociado con distensión abdominal. La mayoría de estos informes ocurrieron en el contexto de disentería aguda, sobredosis y con niños muy pequeños de menos de dos años de edad.

Mayor

No se realizaron estudios farmacocinéticos formales en sujetos de edad avanzada. Sin embargo, no se informaron diferencias importantes en la disposición del fármaco en pacientes ancianos con diarrea en relación con pacientes jóvenes. No se requiere ajuste de dosis para los ancianos.

Insuficiencia renal

No hay datos farmacocinéticos disponibles en pacientes con insuficiencia renal. Dado que los metabolitos y el fármaco inalterado se excretan principalmente en las heces, no se requiere un ajuste de dosis para los pacientes con insuficiencia renal (consulte la sección PRECAUCIONES ).

$config[ads_text5] not found

Deterioro hepático

Aunque no hay datos farmacocinéticos disponibles en pacientes con insuficiencia hepática, IMODIUM (loperamida hcl) debe usarse con precaución en tales pacientes debido a la reducción del metabolismo de primer paso. (ver PRECAUCIONES ).

CÓMO SUMINISTRADO

Cápsulas: cada cápsula contiene 2 mg de clorhidrato de loperamida. Las cápsulas tienen un cuerpo verde claro y una tapa de color verde oscuro con "JANSSEN" impreso en un segmento e "IMODIUM" en el otro segmento. Las cápsulas IMODIUM® (loperamida hcl) se suministran en botellas de 100.

NDC 50458-400-10 ......... (100 CÁPSULAS)

Almacenar a 15 ° -25 ° C (59 ° -77 ° F).

Janssen Pharmaceutica Inc. Revisado en septiembre de 1996, julio de 1998. FDA Fecha de Rev .: 10/21/2005

EFECTOS SECUNDARIOS

Datos de ensayos clínicos

Los efectos adversos informados durante las investigaciones clínicas de IMODIUM® (clorhidrato de loperamida) son difíciles de distinguir de los síntomas asociados con el síndrome diarreico. Las experiencias adversas registradas durante los estudios clínicos con IMODIUM® (loperamida hcl) fueron generalmente de naturaleza menor y autolimitada. Se observaron con más frecuencia durante el tratamiento de la diarrea crónica.

Los eventos adversos informados se resumen independientemente de la evaluación de causalidad de los investigadores.

1) Eventos adversos de 4 estudios controlados con placebo en pacientes con diarrea aguda Los eventos adversos con una incidencia de 1.0% o mayor, que se informaron al menos con la misma frecuencia en pacientes con clorhidrato de loperamida que con placebo, se presentan en la tabla a continuación.

Diarrea aguda
Loperamida
Clorhidrato
Placebo
No. de pacientes tratados231236
AE% gastrointestinal
Estreñimiento

2.6%

0.8%

$config[ads_text6] not found

Los eventos adversos con una incidencia de 1.0% o más, que se informaron con mayor frecuencia en pacientes con placebo que con clorhidrato de loperamida, fueron: boca seca, flatulencia, calambres abdominales y cólicos.

2) Eventos adversos de 20 estudios controlados con placebo en pacientes con diarrea crónica

Los eventos adversos con una incidencia de 1.0% o más, que se informaron al menos con la misma frecuencia en pacientes con clorhidrato de loperamida que con placebo, se presentan a continuación en la tabla a continuación.

Diarrea crónica
Loperamida
Clorhidrato
Placebo
No. de pacientes tratados285277
AE% gastrointestinal
Estreñimiento

5.3%

0.0%
Central y periférico
sistema nervioso AE%
Mareo

1.4%

0.7%

Los eventos adversos con una incidencia de 1.0% o más, que se informaron con mayor frecuencia en pacientes con placebo que con clorhidrato de loperamida fueron: náuseas, vómitos, dolor de cabeza, meteorismo, dolor abdominal, calambres abdominales y cólicos.

3) Eventos adversos de setenta y seis estudios controlados y no controlados en pacientes con diarrea aguda o crónica

Los eventos adversos con una incidencia de 1.0% o más en pacientes de todos los estudios se dan en la tabla a continuación.

Diarrea agudaDiarrea crónicaTodos los estudios a
No. de pacientes tratados191313713740
AE% gastrointestinal
Náusea0.7%3.2%1.8%
Estreñimiento1.6%1.9%1.7%
Calambres abdominales0.5%3.0%1.4%
a. Todos los pacientes en todos los estudios, incluidos aquellos en los que no se especificó si los eventos adversos ocurrieron en pacientes con diarrea aguda o crónica.

Experiencia posterior a la comercialización

Se informaron los siguientes eventos adversos:

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Se ha informado sarpullido, prurito, urticaria, angioedema y casos extremadamente raros de erupción bullosa que incluyen eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica con el uso de IMODIUM (loperamida hcl).

Trastornos del sistema inmunitario

Se han notificado casos aislados de reacciones alérgicas y, en algunos casos, reacciones graves de hipersensibilidad que incluyen shock anafiláctico y reacciones anafilactoides con el uso de IMODIUM (loperamida hcl).

Desórdenes gastrointestinales

Boca seca, dolor abdominal, distensión o distensión, náuseas, vómitos, flatulencia, dispepsia, estreñimiento, íleo paralítico, megacolon, incluso megacolon tóxico (ver CONTRAINDICACIONES y ADVERTENCIAS ).

Trastornos renales y urinarios

Retención urinaria

Trastornos del sistema nervioso

Somnolencia, mareos

Trastornos generales y condiciones del sitio administrativo

Cansancio

Varios de los eventos adversos informados durante las investigaciones clínicas y la experiencia posterior a la comercialización con loperamida son síntomas frecuentes del síndrome diarreico subyacente (dolor / molestias abdominales, náuseas, vómitos, sequedad de boca, cansancio, somnolencia, mareos, estreñimiento y flatulencia). . Estos síntomas a menudo son difíciles de distinguir de los efectos indeseables de los medicamentos.

Abuso y dependencia de drogas

Abuso

Un estudio clínico específico diseñado para evaluar el potencial de abuso de loperamida a altas dosis resultó en un hallazgo de un potencial de abuso extremadamente bajo.

Dependencia

Los estudios en monos dependientes de la morfina demostraron que el clorhidrato de loperamida a dosis superiores a las recomendadas para humanos previno signos de abstinencia de morfina. Sin embargo, en humanos, la prueba de prueba de naloxona en pupila, que cuando es positiva indica efectos opiáceos, realizada después de una sola dosis alta, o después de más de dos años de uso terapéutico de IMODIUM® (clorhidrato de loperamida), fue negativa. IMODIUM® administrado por vía oral (loperamida hcl) (loperamida formulada con estearato de magnesio) es altamente insoluble y penetra poco en el sistema nervioso central.

INTERACCIONES CON LA DROGAS

Datos no clínicos han demostrado que la loperamida es un sustrato de la P-glicoproteína. La administración concomitante de loperamida (dosis única de 16 mg) con una dosis única de 600 mg de quinidina o ritonavir, que son inhibidores de la glucoproteína P, produjo un aumento de 2 a 3 veces en los niveles plasmáticos de loperamida. Debido al potencial de efectos centrales potenciados cuando la loperamida se coadministra con quinidina y ritonavir, se debe tener precaución cuando se administre loperamida a las dosis recomendadas (2 mg, hasta 16 mg de dosis diaria máxima) con inhibidores de la P-glicoproteína.

Cuando una sola dosis de 16 mg de loperamida se coadministra con una dosis única de 600 mg de saquinavir, la loperamida disminuyó la exposición a saquinavir en un 54%, lo que puede ser de relevancia clínica debido a la reducción de la eficacia terapéutica de saquinavir. El efecto de saquinavir sobre la loperamida tiene menos importancia clínica. Por lo tanto, cuando se administra loperamida con saquinavir, la eficacia terapéutica de saquinavir se debe controlar de cerca.

ADVERTENCIAS

La depleción de líquidos y electrolitos a menudo ocurre en pacientes que tienen diarrea. En tales casos, la administración de fluidos y electrolitos apropiados es muy importante. El uso de IMODIUM® (loperamida hcl) no excluye la necesidad de una terapia apropiada de líquidos y electrolitos.

En general, IMODIUM (loperamida hcl) no debe usarse cuando se debe evitar la inhibición del peristaltismo debido al posible riesgo de secuelas importantes, incluyendo íleo, megacolon y megacolon tóxico. IMODIUM (loperamida hcl) debe suspenderse rápidamente cuando se desarrolle estreñimiento, distensión abdominal o íleo.

El tratamiento de la diarrea con IMODIUM (loperamida hcl) es solo sintomático. Siempre que se pueda determinar una etiología subyacente, se debe administrar un tratamiento específico cuando sea apropiado (o cuando se indique).

Los pacientes con SIDA tratados con IMODIUM (loperamida hcl) para la diarrea deben suspender el tratamiento a los primeros signos de distensión abdominal. Ha habido informes aislados de megacolon tóxico en pacientes con SIDA con colitis infecciosa de patógenos virales y bacterianos tratados con clorhidrato de loperamida. {ref EDMS-PSDB-2564186, pg 12}

IMODIUM® (loperamida hcl) debe usarse con especial precaución en niños pequeños debido a la mayor variabilidad de la respuesta en este grupo de edad. La deshidratación, particularmente en los niños más pequeños, puede influir aún más en la variabilidad de la respuesta a IMODIUM® (loperamida hcl).

PRECAUCIONES

General

Se han reportado reacciones alérgicas extremadamente raras que incluyen anafilaxis y shock anafiláctico. En la diarrea aguda, si no se observa mejoría clínica en 48 horas, se debe interrumpir la administración de IMODIUM® (clorhidrato de loperamida) y se debe recomendar a los pacientes que consulten a su médico. Aunque no hay datos farmacocinéticos disponibles en pacientes con insuficiencia hepática, IMODIUM (loperamida hcl) debe usarse con precaución en tales pacientes debido a la reducción del metabolismo de primer paso. Los pacientes con disfunción hepática deben ser monitoreados cuidadosamente en busca de signos de toxicidad del SNC. No hay datos farmacocinéticos disponibles en pacientes con insuficiencia renal. Dado que se ha informado que la mayoría del fármaco se metaboliza y que los metabolitos o el fármaco inalterado se excretan principalmente en las heces, no se requieren ajustes de dosis en pacientes con insuficiencia renal. No se han realizado estudios formales para evaluar la farmacocinética de loperamida en sujetos ancianos. Sin embargo, en dos estudios que reclutaron pacientes de edad avanzada, no hubo diferencias importantes en la disposición del fármaco en pacientes ancianos con diarrea en comparación con pacientes jóvenes.

Carcinogénesis, mutagénesis, deterioro de la fertilidad

En un estudio de rata de 18 meses con dosis orales de hasta 40 mg / kg / día (21 veces la dosis humana máxima de 16 mg / día, basada en una comparación del área de superficie corporal), no hubo evidencia de carcinogénesis.

Loperamida no fue genotóxica en la prueba de Ames, el cromotest SOS en E. coli, la prueba letal dominante en ratones hembra, o el ensayo de transformación de células embrionarias de ratón.

La fertilidad y el desempeño reproductivo se evaluaron en ratas usando dosis orales de 2.5, 10 y 40 mg / kg / día en un estudio, y 1, 5, 10, 20 y 40 mg / kg / día (solo mujeres) en un segundo estudiar. La administración oral de 20 mg / kg / día (aproximadamente 11 veces la dosis en humanos basada en una comparación del área de superficie corporal) y mayor produjo un fuerte deterioro de la fertilidad femenina. El tratamiento de ratas hembras con hasta 10 mg / kg / día po (aproximadamente 5 veces la dosis humana basada en una comparación del área de superficie corporal) no tuvo efecto sobre la fertilidad. El tratamiento de ratas macho con 40 mg / kg / día po (aproximadamente 21 veces la dosis humana basada en una comparación del área de superficie corporal) produjo deterioro de la fertilidad masculina, mientras que la administración de hasta 10 mg / kg / día (aproximadamente 5 veces dosis basada en una comparación del área de superficie corporal) no tuvo ningún efecto.

El embarazo

Efectos Teratogénicos Embarazo Categoría C

Se han realizado estudios de teratología en ratas usando dosis orales de 2.5, 10 y 40 mg / kg / día, y en conejos usando dosis orales de 5, 20 y 40 mg / kg / día. Estos estudios no revelaron evidencia de alteración de la fertilidad o daño al feto en dosis de hasta 10 mg / kg / día en ratas (5 veces la dosis humana basada en la comparación del área de superficie corporal) y 40 mg / kg / día en conejos (43 veces la dosis humana basada en la comparación del área de superficie corporal). El tratamiento de ratas con 40 mg / kg / día po (21 veces la dosis en humanos basada en una comparación del área de superficie corporal) produjo un marcado deterioro de la fertilidad. Los estudios no produjeron evidencia de actividad teratogénica. No hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. Loperamida debe usarse durante el embarazo solo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto.

Efectos no teratogénicos

En un estudio de reproducción perinatal y postnatal en ratas, la administración oral de 40 mg / kg / día produjo un deterioro del crecimiento y la supervivencia de la descendencia.

Madres lactantes

Pequeñas cantidades de loperamida pueden aparecer en la leche materna humana. Por lo tanto, IMODIUM (loperamida hcl) no se recomienda durante la lactancia.

Uso pediátrico

Consulte la sección " ADVERTENCIAS " para obtener información sobre la mayor variabilidad de la respuesta en este grupo de edad.

En caso de sobredosis accidental de IMODIUM® por parte de niños, ver la sección " SOBREDOSIS " para el tratamiento sugerido.

SOBREDOSIS

En casos de sobredosis (incluida una sobredosis relativa debida a disfunción hepática), puede producirse retención urinaria, íleo paralítico y depresión del SNC. Los niños pueden ser más sensibles a los efectos del sistema nervioso central que los adultos. Los ensayos clínicos han demostrado que una suspensión de carbón activado administrada inmediatamente después de la ingestión de clorhidrato de loperamida puede reducir hasta nueve veces la cantidad de fármaco que se absorbe en la circulación sistémica. Si el vómito se produce espontáneamente al ingerirlo, se debe administrar una suspensión de 100 g de carbón activado por vía oral tan pronto como se puedan retener los líquidos.

Si no ha habido vómitos, se debe realizar un lavado gástrico seguido de la administración de 100 g de la suspensión de carbón activado a través del tubo gástrico. En caso de sobredosis, se debe controlar a los pacientes para detectar signos de depresión del SNC durante al menos 24 horas.

Si se presentan síntomas de sobredosis, se puede administrar naloxona como antídoto. Si responden a la naloxona, los signos vitales se deben controlar cuidadosamente para detectar la recurrencia de los síntomas de sobredosis de drogas durante al menos 24 horas después de la última dosis de naloxona.

En vista de la acción prolongada de la loperamida y la corta duración (de una a tres horas) de naloxona, el paciente debe ser monitoreado de cerca y tratado repetidamente con naloxona como se indica. Dado que se excreta relativamente poco medicamento en la orina, no se espera que la diuresis forzada sea efectiva para la sobredosis de IMODIUM® (clorhidrato de loperamida).

En ensayos clínicos, un adulto que tomó tres dosis de 20 mg en un período de 24 horas tuvo náuseas después de la segunda dosis y vomitó después de la tercera dosis. En estudios diseñados para examinar el potencial de efectos secundarios, la ingestión intencional de hasta 60 mg de clorhidrato de loperamida en una sola dosis para sujetos sanos no produjo efectos adversos significativos.

CONTRAINDICACIONES

IMODIUM (loperamida hcl) está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida al clorhidrato de loperamida oa cualquiera de los excipientes.

IMODIUM (loperamida hcl) está contraindicado en pacientes con dolor abdominal en ausencia de diarrea.

IMODIUM (loperamida hcl) no se recomienda en bebés menores de 24 meses de edad.

IMODIUM (loperamida hcl) no debe usarse como terapia primaria:

- en pacientes con disentería aguda, que se caracteriza por sangre en las heces y fiebre alta,

- en pacientes con colitis ulcerosa aguda,

- en pacientes con enterocolitis bacteriana causada por organismos invasores como Salmonella, Shigella y Campylobacter,

- en pacientes con colitis pseudomembranosa asociada al uso de antibióticos de amplio espectro.

FARMACOLOGÍA CLÍNICA

Los estudios in vitro y en animales muestran que IMODIUM® (clorhidrato de loperamida) actúa al disminuir la motilidad intestinal y al afectar el movimiento de agua y electrolitos a través del intestino. Loperamida se une al receptor opiáceo en la pared intestinal. En consecuencia, inhibe la liberación de acetilcolina y prostaglandinas, lo que reduce el peristaltismo y aumenta el tiempo de tránsito intestinal. Loperamida aumenta el tono del esfínter anal, lo que reduce la incontinencia y la urgencia.

En el hombre, IMODIUM® (loperamida hcl) prolonga el tiempo de tránsito del contenido intestinal. Reduce el volumen fecal diario, aumenta la viscosidad y la densidad aparente, y disminuye la pérdida de líquidos y electrolitos. No se ha observado tolerancia al efecto antidiarreico. Los estudios clínicos han indicado que la vida media de eliminación aparente de la loperamida en el hombre es de 10.8 horas con un rango de 9.1 - 14.4 horas. Los niveles plasmáticos de fármaco inalterado permanecen por debajo de 2 nanogramos por ml después de la ingesta de una cápsula de 2 mg de IMODIUM® (loperamida hcl). Los niveles plasmáticos son más altos aproximadamente cinco horas después de la administración de la cápsula y 2, 5 horas después del líquido. Los niveles plasmáticos máximos de loperamida fueron similares para ambas formulaciones. La eliminación de loperamida ocurre principalmente por N-desmetilación oxidativa. Se cree que las isoenzimas del citocromo P450 (CYP450), CYP2C8 y CYP3A4 juegan un papel importante en el proceso de desmetilación de loperamida, ya que la quercetina (inhibidor de CYP2C8) y el ketoconazol (inhibidor de CYP3A4) inhibieron significativamente el proceso de N-desmetilación in vitro en 40% y 90 %, respectivamente. Además, CYP2B6 y CYP2D6 parecen jugar un papel menor en la N-desmetilación de loperamida. La excreción de la loperamida inalterada y sus metabolitos ocurre principalmente a través de las heces. En aquellos pacientes en los que se controlaron los parámetros bioquímicos y hematológicos durante los ensayos clínicos, no se observaron tendencias hacia la anormalidad durante el tratamiento con IMODIUM® (loperamida hcl). Del mismo modo, los exámenes de orina, EKG y exámenes oftalmológicos clínicos no mostraron tendencias hacia la anormalidad.

INFORMACIÓN DEL PACIENTE

Se debe aconsejar a los pacientes que consulten con su médico si su diarrea no mejora en 48 horas o si notan sangre en sus heces, desarrollan fiebre o desarrollan distensión abdominal.

Puede causar cansancio, mareos o somnolencia en el contexto de síndromes diarreicos tratados con IMODIUM (loperamida hcl). Por lo tanto, es aconsejable tener precaución al conducir un automóvil o al operar maquinaria. (ver REACCIONES ADVERSAS ).

Categorías Más Populares