Retinoblastoma

Anonim

El retinoblastoma es un tumor maligno en la retina, la parte del ojo que detecta la luz, y es altamente curable si se trata temprano. Este tipo de cáncer puede estar presente en uno o ambos ojos.

¿Qué causa el retinoblastoma?

Nuestros ojos comienzan a desarrollarse muy temprano en el útero. Las células que crecen rápidamente en el ojo, llamadas retinoblastos, finalmente madurarán y formarán la retina, la parte del ojo que detecta la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo. A veces, estas células especializadas no dejan de reproducirse y forman un tumor en la retina. Estos tumores pueden continuar creciendo, llenando casi todo el humor vítreo (las sustancias gelatinosas que llenan el globo ocular). Estos tumores también pueden romperse y diseminarse a otras partes del ojo y, finalmente, a los ganglios linfáticos y otros órganos.

¿A quién le da el retinoblastoma?

El retinoblastoma ocurre con mayor frecuencia en niños de 5 años o menos. Rara vez ocurre en adultos. Entre 200 y 300 niños son diagnosticados con retinoblastoma cada año, afectando a uno de cada 20, 000. Alrededor del 40% de todos los casos de retinoblastoma son hereditarios, lo que significa que el cáncer se transmite de padres a hijos. El retinoblastoma ocurre aproximadamente el 75% del tiempo en un ojo y el 25% del tiempo en ambos ojos.

¿Cuáles son los síntomas del retinoblastoma?

Los síntomas del retinoblastoma incluyen:

  • Una pupila que aparece blanca cuando se ve luz en ella, llamada leucocoria, puede significar que hay un tumor retinal presente. Los vasos sanguíneos en la parte posterior del ojo normalmente reflejarán rojo.
  • Los ojos no pueden moverse o enfocarse en la misma dirección.
  • Dolor de ojo
  • La pupila está constantemente dilatada.
  • Ojos rojos)

¿Cómo se diagnostica el retinoblastoma?

Un examen ocular y una prueba de imagen que le da un oculista pueden diagnosticar el retinoblastoma.

Si se sospecha retinoblastoma, un oftalmólogo necesitará examinar el ojo con un equipo especial para ver la retina. Se pueden realizar otros exámenes para determinar la etapa del retinoblastoma o cuánto se ha diseminado. Estas pruebas incluyen ultrasonido, imágenes por resonancia magnética, tomografías computarizadas, gammagrafías óseas, punciones espinales y pruebas de médula ósea.

¿Cuáles son las etapas del retinoblastoma?

Las etapas del retinoblastoma incluyen:

  • Retinoblastoma intraocular. La etapa más temprana del retinoblastoma, que se encuentra en uno o ambos ojos. Todavía no se ha extendido al tejido fuera del ojo.
  • Retinoblastoma extraocular Este tipo de cáncer se ha diseminado fuera del ojo o a otras partes del cuerpo.
  • Retinoblastoma recurrente El cáncer regresó o se diseminó en el ojo o a otras partes del cuerpo después de ser tratado.

    ¿Cómo se trata el retinoblastoma?

    Debido a que generalmente se encuentra antes de que se extienda fuera de la esclerótica (el blanco del ojo), el retinoblastoma es altamente curable. También hay muchos tipos de tratamiento que pueden salvar la vista en el ojo afectado por el retinoblastoma. Los tratamientos se seleccionan según la etapa del cáncer en el momento del diagnóstico. Las opciones incluyen:

    • Fotocoagulación Un láser se usa para matar los vasos sanguíneos que alimentan el tumor.
    • Crioterapia. Las temperaturas extremadamente bajas se usan para matar las células cancerosas.
    • Quimioterapia. La quimioterapia es un tratamiento que se administra por vía intravenosa (inyectado en la vena), por vía oral, o se inyecta en el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal, llamado quimioterapia intratecal. Estas poderosas dosis de medicamentos para matar el cáncer ayudan a matar o ralentizar el crecimiento de células cancerosas que se multiplican.
    • Terapia de radiación. La radiación puede administrarse externa o internamente. La radioterapia de haz externo usa rayos X para matar las células cancerosas. La radioterapia interna o local implica colocar pequeñas cantidades de material radiactivo dentro o cerca del tumor para destruir las células cancerosas.
    • Enucleación. Cirugía para quitar el ojo.

    ¿Qué depara el futuro para las personas con retinoblastoma?

    Más del 90% de los niños sobrevivirán más de cinco años después de haber sido diagnosticados con retinoblastoma. Los pacientes pueden retener aproximadamente el 85% de la visión en el ojo afectado después del tratamiento.

    Las formas hereditarias de retinoblastoma tienen más probabilidades de reaparecer años después del tratamiento; por lo tanto, un seguimiento cercano después del tratamiento es importante para estos pacientes.

    $config[ads_text5] not found

    ¿Se puede prevenir el retinoblastoma?

    Debido a que la herencia y la edad desempeñan papeles tan importantes en el retinoblastoma, la mejor prevención es a través de la detección temprana. Todos los bebés deben realizarse un examen general de la vista al nacer y luego nuevamente a los seis meses. Un médico podrá detectar cualquier problema congénito grave o la aparición de tumores retinianos. Los recién nacidos con antecedentes familiares de retinoblastoma deben someterse a un examen completo de la vista unos días después del nacimiento, a las seis semanas, una vez cada tres meses hasta los dos años y una vez cada cuatro meses hasta los tres años. La probabilidad es 1 en 2 de que un padre transmita la mutación del ADN que causa el retinoblastoma. Se puede usar un análisis de sangre para determinar si esta mutación está presente.

    Para los adultos, la prevención significa hacerse un examen ocular completo por lo menos una vez al año y con más frecuencia, según lo recomendado por su oftalmólogo, si usted tiene antecedentes personales o familiares de trastornos oculares o diabetes.

    Revisado por los doctores en el Cleveland Clinic Cole Eye Institute.

    Editado por Charlotte E. Grayson, MD, WebMD, noviembre de 2004.

    Partes de esta página copyright © The Cleveland Clinic 2000-2004

Categorías Más Populares